miércoles, enero 21





Una misma historia puede ser contada de distintas perspectivas es lo mismo que dibujar un edificio, se puede hacer de diferentes angulos y al fin siempre es el mismo edificio y siempre la misma historia. Cuando se me ocurre una historia la escribo, al dia siguiente la leo y me doy cuenta que es mi historia, la de algun amigo o de algun conocido y sino la invente porque yo hubiera querido vivir en esa historia , entonces todas las ideas que puedo plasmar en una hoja son propiamente mias llevan un sello de identificacion interno que me muestra como son las cosas cuando ni yo las quiero ver asi..



Él era un estudiante de diseño gráfico es de lo que siempre estuve segura, pasaba horas y horas dibujando el mismo edificio por el que yo todas las mañanas bajaba en ascensor apurada. Como de costumbre pasaba horas observandolo, con mucha paciencia sacaba hojas blancas y muchos lápices de distintos grosores y tamaños supuse, se colocaba sus anteojos y desde la plaza que estaba a una esquina del modelo de dibujo observaba cada detalle minusculo de la zona y empezaba a ser su arte.



Si lo pudiera describir con solo mirarlo diria que es cauteloso, detallista y que esta profundamente enamorado de su arte, claro.



Entonces era lo mismo pero distinto que el dibujara el edificio de cualquier esquina, siempre era el mismo edificio.



Entonces era lo mismo pero distinto que yo escribiera sobre él, en primera persona, tercera o lo tratara como el sospechoso joven que dibuja; siempre hablaría de él.








3 comentarios:

ALBA dijo...

Siempre sería él, porque desde la primera vez había sido él y mi corazón, mis ojos y mi alma ya no sabian ver a nadie más que no fuera él. Porque todos es él.

Unbeso

Anónimo dijo...

Me encantan tus textos, son preciosos!
Un beso Enorme desde un pueblicito de España

:)

be-free dijo...

me fascinan todos los textos que haces. Tienes un gran sentido de la escritura!:)

xoxo.
let it be.