jueves, julio 23

Entendí que cuando mas horas en el día tengo para mi yo: duermo mas tiempo del que debería hacerlo, no hago nada productivo, me envicio en cosas sin sentido (léase que no me van a llevar a ningún lado) y miro televisión.
Y entendí que cuando menos horas en el día tengo para mi yo: escribo mucho, escucho música en exceso (si es que lo hay), se me ocurren tantas cosas que no puedo hacerlas en el momento y me olvido de esas ideas geniales, practico mas danza y me ocupo de este espacio.

5 comentarios:

Deep Loving Feelings dijo...

Es tan cierto! A mi siempre me pasa lo mismo! Pienso que el tiempo se sabe aprovechar cuando no lo tenemos en exceso. Sabemos valorarlo, en esos días nos damos cuenta del verdadero significado. En cambio, cuando nada tenemos para hacer, sólo nos aburrimos y perdemos lo que más valioso en nuestra vida: el tiempo.

Espero que estes bien!
UN besito!

Me encanta tu blog :)

sO! dijo...

Tal cual, cuanto mas tiempo tenemos menos cosas productivas hacemos.
En cambia el poco tiempo hace que hagamos las cosas mas rapido y mas mportantes.

besos!

Marie Augustine. dijo...

me pasa lo mismo, sisi. ME da tanta bronca mi inconstancia

esmeralda dijo...

Totalmente. Nos pasa a todos supongo, al finaal e stan bueno no tener tiempo

Fer :) dijo...

Sin duda muy hermoso el escrito... ¿lo escribiste tú? si es así te felicito :) . Saludos.