lunes, mayo 31

Todas esas risas y anecdotas junto a las peleas por el encededor quedaron en esas mañanas, en esas cinco horas, en ese edificio.

No hay comentarios: